2017-03-03

Para entender la marcha nacional del 4 de marzo

Todo empezó en noviembre del año pasado, cuando por las redes se compartía el material educativo publicado en la página Web del Ministerio de Educación (MINEDU). “Oliver Button es una nena”, era el título de uno de esos cuentos, pero no pertenecía al currículo del 2017 sino a la guía de educación sexual integral para docentes de primaria del año 2014. Otro, titulado “Caperucito Rojo” (cambiando el sexo a todos los personajes) tampoco pertenecía al nuevo currículo, pues este ya era parte de la guía de tutoría para alumnos del sexto grado de primaria en noviembre del 2015. El material contenía ilustraciones de homosexuales presentándose: “Me llamo Javier, mi pareja se llama Francisco y soy arquitecto”. El MINEDU respondió diciendo que las guías ya no estaban vigentes y que no corresponden al nuevo currículo escolar. Las retiraron. Pero las dudas permanecieron: ¿Por qué el ministerio elaboró un material así? Ya que esto no puede atribuirse a un “error” de sus autoridades, ni a un “experimento social”, muchos reaccionaron en contra, viendo en ello la implantación de una nueva manera de entender el sexo y el género del ser humano, muy contrario a lo que la mayoría de padres desearían inculcar a sus hijos.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...