2014-12-29

Buscando salud, dinero y amor.

Las doce uvas o las doce monedas a media noche, la prenda interior amarilla, las lentejas y los baños de florecimiento; cientos de cábalas que millones de personas cumplen con la esperanza de tener un venturoso año nuevo. Lo curioso es que muchas de esas personas profesan ser cristianas y aun así, en vez de confiar en su Dios, recurren a estas prácticas. Quizás lo hagan porque su fe en Dios no alcanza, o porque reconocen que están alejados de él y Dios no les va a oír si se lo piden; claro que si este es el caso, lo correcto sería acercarse a Dios, porque confiar en amuletos y cábalas jamás podrá sustituir la bendición de Dios sobre aquellos que le creen y le obedecen. No hay bendición lejos de Dios.

La Biblia contiene muchos versículos que describen las bendiciones que se obtienen por confiar y obedecer a Dios. En el libro de Proverbios podemos ver varios de ellos, y en los primeros versículos del capítulo tres encontramos justamente lo que las personas más anhelan para el año nuevo: salud, dinero y amor.

Para quien desea salud, la Biblia le dice: “Teme a Dios y apártate del mal, porque será medicina a tu cuerpo y refrigerio para tus huesos”. Quien respeta a Dios y se aparta de lo malo para seguir lo bueno, tendrá con el correr de los años más salud y vitalidad que aquel que no lo hace. Hoy se sabe que el estrés, la amargura, el resentimiento, las excesivas preocupaciones y demás actitudes negativas afectan la salud. Llevar un estilo de vida desordenado, con vicios e inmoralidades traerá consecuencias. Por el contrario, quien obedece a Dios y aprende a perdonar, evitando el pecado y los vicios, y afrontando las dificultades confiando en las promesas de Dios, obviamente con los años tendrá mejor salud.

2014-12-23

Cuidado con los ladrones de la navidad

Hay quienes enseñan que los cristianos no debemos celebrar navidad porque es una fiesta pagana. Otros enfatizan a tal punto las tradiciones y costumbres que se olvidan de la razón de la navidad. Pienso en el primer caso como si nos quitaran la navidad en un asalto “a mano armada”. En el segundo caso el robo es más sutil, como una estafa. Cuidado, la navidad es cristiana y los cristianos no solo debemos celebrarla sino también cuidar que no nos la roben.

Celebrar la navidad es recordar con alegría el día en que el Mesías, nuestro Rey y Salvador nació. Es agradecer a Dios el Padre por enviarnos a su Hijo, quien despojándose de su gloria tomó forma humana para mostrarnos el camino y dar su vida en rescate por la nuestra. No es poca cosa que “El Verbo de Dios” se hizo hombre para que podamos conocer a Dios. Este suceso que dividió a la historia humana en dos, fue anunciado y celebrado por los ángeles celestiales, los pastores y el pueblo se regocijaron, sabios del lejano oriente llegaron a Belén para conocer al rey que había nacido, adorarle y darle sus presentes. El nacimiento de Jesús es un hecho registrado en la Biblia como la más grandiosa noticia que el mundo estaba esperando. Aun así,  hay estudiantes de Biblia que se niegan a celebrarlo. Dicen que la Biblia no ordena celebrarlo. Dicen que nadie sabe la fecha del nacimiento de Jesús. Es cierto, no sabemos la fecha exacta, pero aun así, hubo un día en que “aquella luz verdadera que alumbra a todo hombre vino a este mundo”, recordarlo y celebrarlo con gratitud es totalmente bíblico. Así que si usted es cristiano, no deje que le roben el gozo de recordar esas buenas nuevas, ¡celebre la navidad!

2014-12-05

ECOPECADO

Atentar contra el medio ambiente es pecado. Depredar los bosques, contaminar los ríos y desaparecer especies son algunas de las actividades con las que se peca contra Dios, porque al hacerlo se está desobedeciendo un mandamiento divino. Según la Biblia, el pecado es infracción de la ley de Dios, y Dios le ha dado al hombre un mandato muy claro respecto a la naturaleza que lo rodea.

A orillas del río Huallaga. Picota, San Martín, Perú.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...