2014-05-09

Madres bienaventuradas


En cierta ocasión, mientras Jesús enseñaba, una mujer de entre la multitud levantó la voz y le dijo: “Bienaventurado el vientre que te trajo… Dichosa la mujer que te dio a luz y te crió”. Sin lugar a dudas se imaginaba lo que debería sentir María la madre del Maestro y en ese instante se dejó llevar por una “santa” envidia: “Qué feliz debe ser esa mujer al ver en lo que se ha convertido su hijo… un hombre tan bueno, inteligente… un siervo de Dios”.

Y cierto, creo que no hay mayor satisfacción para una madre, que ver en sus hijos el resultado de todos sus esfuerzos, sus desvelos y sacrificios. Ellas no reciben un sueldo por ser madres, no tienen una jornada de 8 horas, no tienen sindicato ni pueden hacer huelgas, a veces ni reciben una palabra de gratitud por todo lo que dan. Así que si ven a su hijo e hija triunfar en la vida ellas se sienten realizadas. Si sus hijos son hombres y mujeres de bien y felices, ellas también lo son… “Valió la pena”. “Cumplí con mi labor”.

2014-05-02

"¿Acaso el mal va a sostener la humanidad"?

Hay quienes lo dicen muy bien. No sólo expresan la verdad como es, sino que lo hacen con inteligencia, poesía y melodía, de tal manera que lo dicho queda como un eco en la mente. Ese es el caso del Trío Mar de Plata y varias de las canciones que interpretan. Una de ellas contiene la pregunta que esta nota lleva por título y la escuché por primera vez a inicios de los 90. Aún tengo la canción en un “cassette” que ya no puedo oír, por lo que fue una grata sorpresa encontrarlo en internet. Comparto con ustedes la letra que (con expresiones muy argentinas) nos llama a “volver a la honestidad”:
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...