Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2014

¿Ya no es obligatorio el uso de casco?

Imagen
Si no es obligatorio que los motociclistas usen casco, ¿por qué hace tan sólo unos meses les pusieron papeletas a tantos que no lo usaban? Y Si es obligatorio, ¿por qué los policías están permitiendo que muchos conduzcan sin usarlo? ¿Es o no obligatorio el uso de casco?
No sé en cuántas ciudades del mundo se permite a los motociclistas viajar sin protección, pero en nuestras ciudades de la selva nos hemos mal acostumbrado a prescindir de él. Cuando en Tarapoto y Juanjuí se dio la noticia de que las autoridades iban a ser muy estrictos en exigir su uso, muchos decidieron comprar el suyo y usarlo. Y efectivamente hubo operativos policiales, y por temor a la multa empezamos a ver a la mayoría de conductores y pasajeros portando cada uno su casco.

Exigiendo Justicia

Imagen
“…los funcionarios exigen recompensas, los jueces se dejan sobornar y los poderosos hacen lo que se les antoja y pervierten la ciudad. Son maestros en hacer lo malo.” Así denunciaba el profeta Miqueas la injusticia de su tiempo.  Así describía la actitud de las autoridades y jueces del pueblo de Judá, allá por el año 700 antes de Cristo. Cualquier parecido con la actualidad no es coincidencia. La maldad es la misma. Hoy vemos a gente en los tres poderes del estado que se ponen de acuerdo para satisfacer los intereses de algún poderoso: “el grande habla de lo que desea su alma, y juntos lo traman”. Hábiles para sacar provecho, con maestrías para delinquir. Como traduce La Biblia de Las Américas: “Para el mal las dos manos son diestras”
“…esperan el momento de actuar con violencia, los unos a los otros se tienden trampas. Ya no quedan en el mundo hombres rectos y fieles a Dios.”

Hombres y mujeres, iguales ante Dios

Imagen
Todos los seres humanos somos iguales ante Dios sin importar el color de la piel, la procedencia, la educación ni posición. Hombres o mujeres somos iguales en dignidad, bendiciones y obligaciones ante ´él (y a todos por igual nos pedirá cuentas). Jesús proclamó las “buenas noticias”, que incluyen la promesa de una vida mejor disponible para todos los que se acercan a Dios, sin distinción.