2011-08-28

“Dios: Si me ayudas te prometo…”

¡Cuántas oraciones se han elevado a Dios pidiéndole ayuda a cambio de una consagración! Los casos abundan y los ejemplo sobran: "Si salvas mi hogar, te prometo que cada mes haré una donación para los pobres..."; "Si sanas a mi hijo prometo ir todos los domingos a la iglesia..."; "Si me sacas de la miseria, te obedeceré siempre...". Oraciones sinceras de personas que desesperadas recurren a su Creador, quien todo lo puede; pero que también ha sido ocasión para revelar la rebeldía, la ignorancia y el orgullo propio que tenemos los seres humanos.

2011-08-22

Formando buenos ciudadanos

Se acusa a las iglesias de tantas cosas, algunas ciertas, otras no. Muchos critican sus formas y juzgan su fe. Pero lo que a menudo se pasa por alto es que la iglesia cristiana es una de las instituciones que más contribuye a la formación de buenos ciudadanos. La razón es simple: la misión de la Iglesia es hacer discípulos de Jesucristo, y un buen discípulo de Jesucristo será por consecuencia un buen padre de familia, un buen vecino, un buen trabajador… un buen ciudadano.

2011-08-15

"Las Avispas" de Juan Luis Guerra

La canción no tiene muchos años pero su letra sobrepasa los tres milenios. Fue un gran éxito, muy conocida y bailada todavía, aunque muchos siguen sin comprender bien de que se trata. Pongamos pausa a su contagiante ritmo y reflexionemos un par de minutos en su letra. El coro dice:

Jesús me dijo que me riera
si el enemigo me tienta en la carrera
y también me dijo: no te mortifiques,
que yo le envío mis avispas
pa’ que lo piquen… es verdad.

2011-08-09

Si la Biblia es una: ¿Por qué hay tantas iglesias diferentes?


¿Por qué hay tantas iglesias cristianas si sólo hay un Cristo, un evangelio y una Biblia? ¿Por qué son distintas? ¿Por qué pareciera que muchas de ellas dijeran: “yo soy la verdadera”, “Yo soy la mejor”, “nosotros sí obedecemos a Dios”…?

2011-08-02

El juramento de todos los peruanos

No sólo el presidente y los congresistas han juramentado. Todos los peruanos lo hemos hecho. Es más, cada vez que cantamos el himno nacional recordamos nuestro deber de cumplir con nuestro juramento. Si se le pasó desapercibido medite bien en lo que decimos en el coro:

Que primero el sol deje de existir,
antes de incumplir aquel voto solemne,
que como Patria elevamos a Dios:
¡Ser libres por siempre!

Que, en su forma original, a la letra dice:

¡Somos libres! ¡Seámoslo siempre!
Y antes, niegue sus luces el sol
Que faltemos al voto solemne
Que la patria al Eterno elevó.

¡Hemos jurado ser libres! y este juramento lo hemos elevado al Eterno, al Creador del universo. Hemos hecho un voto para ser siempre libres como Nación y como personas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...