Entradas

Mostrando entradas de julio, 2011

El Dios del himno peruano

Imagen
El himno peruano hace mención a Dios. Otros himnos nacionales también lo hacen, como el de Suiza o el de Estados Unidos de Norteamérica. En nuestro caso la presencia divina se hace más notoria puesto que el gobierno ha dispuesto hace no mucho, que se cante ya no la primera estrofa, sino la sexta (que en realidad vendría a ser la séptima), y en ésta se hace directa alusión al juramento que rendimos al “Dios de Jacob”. La estrofa dice:
En su cima los Andes sostengan
la bandera o pendón bicolor,
que a los siglos anuncie el esfuerzo
que ser libres, por siempre nos dio.

A su sombra vivamos tranquilos,
y al nacer por sus cumbres el sol,
renovemos el gran juramento
que rendimos al Dios de Jacob.

¿Cómo saber si algo es bueno o malo?

Imagen
¿Quién determina lo que es bueno o malo? ¿Las leyes del país? ¿La cultura? ¿La educación? ¿La conciencia…? Sí, pero las leyes cambian. La cultura y la educación varían de acuerdo al tiempo y lugar. Hasta la conciencia no parece hablar de la misma manera en cada individuo. En muchos temas, vemos que lo que hace años se consideraba bueno, ahora es malo; y lo que era malo, ahora se considera bueno.
¿Cómo podemos determinar el valor moral de alguna acción?
Hay criterios muy difundidos y practicados en la sociedad para determinarlo, por ejemplo aquel que dice: “Si te sientes bien hazlo”, ó “Si no hace mal a nadie, entonces está bien”, ó el criterio democrático: “Si la mayoría lo acepta es correcto”… Sin embargo, el sentimiento de bienestar es subjetivo; nuestra experiencia y opinión están sujetas al interés personal, muchas veces egoísta. Y la opinión de la mayoría... sabemos muy bien que no siempre es buena consejera. Tomar decisiones en la vida con esos criterios puede resultar muy riesg…

Homosexualidad: Reorientar y No Promover

Imagen
El artículo anterior trató acerca del deber que tenemos de respetar los derechos de los ciudadanos homosexuales, más no de promover la homosexualidad. Terminé expresando que muchos de la población LGTB necesitan ser reorientados antes que ser motivados en su conducta, y que esta reorientación es una responsabilidad de la que muy poco se oye en los medios de comunicación, por especialistas o legisladores.
Muchos homosexuales se ofenden cuando se habla acerca de una “reorientación” sexual, lo consideran una manifestación homofóbica, un acto de discriminación, un atentado contra sus derechos. Cuando en realidad, es la actual promoción de la cultura gay la que les está quitando el derecho de conocer toda la verdad y acceder a otras opciones como la de recibir ayuda y orientación diferente.

¿Respetar al homosexual o promover la homosexualidad?

Imagen
No es lo mismo. Una cosa no implica la otra. Respetar a los homosexuales y sus derechos como personas, es necesario y obligatorio, pero promover la homosexualidad no. En nuestro país los derechos de todos están muy claramente señalados en la constitución: “Toda persona tiene derecho a la igualdad ante la ley. Nadie debe ser discriminado por motivo de origen, raza, sexo, idioma, religión, opinión, condición económica o de cualquiera otra índole”. La aplicación es claramente universal: No debe permitirse la discriminación a ningún ciudadano, ya sea por ser indígena o extranjero, blanco o negro, cholo, quechua hablante, rico, pobre, ateo, judío, católico, evangélico; sea hombre o mujer; soltero o casado; homosexual, bisexual ó la vida sexual que quiera llevar; ni tampoco si se opina a favor o en contra de este estilo de vida.
Y ante las propuestas de leyes y ordenanzas a favor de los derechos de los homosexuales, hay quienes opinamos que el tema se está excediendo. Más que salvaguardar s…