Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2011

Iglesias y Partidos Políticos: semejanzas y diferencias.

Imagen
En una iglesia cristiana se sigue las enseñanzas de Jesucristo y se adoctrina según la Biblia.
En un partido político se sigue la ideología de sus fundadores y las propuestas de sus líderes.
En una iglesia hay pastores y líderes que  enseñan, predican, guían, cuidan y administran la congregación. De igual manera en los partidos políticos. Hay secretarios, comisiones, líderes que disertan, adoctrinan,  arengan, y se organizan para cumplir con sus funciones.
En una iglesia cristiana hay símbolos religiosos: la cruz, la copa, el pan. Los partidos políticos también tienen sus emblemas: un símbolo, un color, tradiciones (la estrella, los pañuelos blancos, el color naranja, y hasta un cuy).


Planificar con la actitud correcta

Imagen
Unos planifican con autosuficiencia, jactancia y orgullo. Otros, por temor o desconocimiento de sus capacidades y oportunidades no planifican nada. Pero para desarrollarnos en la vida, es imprescindible planificar y planificar bien, con una correcta actitud. Para esto debemos tomar en cuenta las palabras de Santiago el apóstol*:
“Cuidado con ustedes que dicen: Hoy y mañana iremos a tal ciudad, y estaremos un tiempo allá y haremos negocios y ganaremos… cuando no saben lo que sucederá mañana. Porque, ¿qué es la vida? ¿Qué es nuestra vida? Es como la neblina que se aparece por un poco de tiempo, y luego se desvanece. En lugar de expresarse con arrogancia, mejor es decir: Si el Señor quiere, viviremos y haremos esto o aquello. Toda jactancia de ese tipo es mala.”

Cristianos homofóbicos

Imagen
La homofobia es la “aversión obsesiva hacia las personas homosexuales”. Así lo define el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española. Es el rechazo, odio y repugnancia a los homosexuales. Por lo tanto cualquiera que se llame cristiano y tenga una obsesiva aversión hacia quienes practican la homosexualidad (incluyendo lesbianas, bisexuales, transexuales, etc.), siendo incapaz de tratar con ellos, despreciándolos por su condición de tales, o incluso llegando a manifestar su odio con insultos o más; entonces cumplo con el penoso deber de informarle que de cristiano sólo tiene el nombre, pues de carácter cristiano le falta demasiado. Jesucristo pidió a sus seguidores que amen a todos, que no discriminen a los que son diferentes, que saluden aunque no sean correspondidos, que respondan de buena manera,  que paguen con bien aún el mal que alguien pudiera hacerles y hasta enseñó a orar por los enemigos... El amor es la marca de los verdaderos creyentes. Como dijo el apóstol Juan*:…

Para cuando asista a un funeral...

Imagen
Que no se trate de un familiar cercano, de un ser querido, o el mejor amigo. Pero cuando tenga que ir a un funeral, tome en cuenta las palabras del sabio Salomón*: “Vale más ir a la casa de luto que a la casa de banquete; porque la muerte es el fin de todos los hombres, y los que viven debieran recordarlo siempre, guardándolo en su corazón.”
No hay momento más propicio para meditar acerca de nuestra propia vida que estando frente a la muerte. Todos sabemos que algún día moriremos, pero a pesar de ello, es común creer que ese día está muy lejano y pretendemos pasar los días como si los humanos fuésemos eternos. Pero frente a un cajón en el que reposa un cuerpo, en medio de personas que lloran la irreparable pérdida, la situación es otra. Es en ese momento que podemos ver la cruda realidad: No siempre estaremos aquí.